TEMAS CONTEMPORANEOS DE SALUD MENTAL Y DESASTRES

 

 

Raquel Eidelman Cohen, MD., MPH.

 

 

INTRODUCCIÓN

A medida que se incrementa el uso de tecnologia en las investigaciones en relación a las experiencias humanas durante desastres catastróficos, aumentan los temas y las preguntas todavía sin respuesta a las reacciones bio-sico sociales de los sobrevivientes.  Este documento va a presentar un número de temas contemporáneos y emergentes que presentan la posibilidad de darnos algunas respuestas. 

 

Estos temas son los siguientes: 1.Resilencia humana, 2.Reacciones bio-psíquicas, 3.Educación como instrumento de prevención. Tambien va a presentar el concepto que para entender las reacciones y consecuencias de desastres tenemos que conjugar las variables bio-sicosocioculturales que guian la conducta post trauma del individuo.  Significa que debemos constuir nuestras hipótesis usando datos científicos de las funciones cerebrales, las capacidades psicológicas y las experiencias culturales para implementar nuestros esfuerzos de ayuda.  Es evidente que hay muchas mas áreas para estudiar y entender las reacciones y consecuencias  ante el peligro de una catástrofe.

.

Entre las investigaciones están los nuevos descubrimientos  de la relación neural del cerebro y la conducta humana debido al gran avance tecnológico de instrumentos- mapeo cerebral, circuito de neuronas e imagen virtual- que muestran los procesos y mecanismos de las células de glía cerebrales que participan en las operaciones bio-síquicas.  Aunque todavía no hay pruebas científicas se están formando hipótesis que estas células que forman más del 80% del cerebro podrían tener un rol importante en las reacciones de sobrevivencia en situaciones catastróficas (1).

 

He escogido este grupo de temas sólo como una muestra de cómo los avances contemporáneos en este campo los podemos utilizar para diseñar mejor nuestros programas de ayuda durante el período antes y después de un desastre, es decir, preventivo y asistencial. Una vez identificados estos mecanismos podremos verificar a su vez como están influenciados por entornos ecológicos y culturales.  Tampoco voy a incorporar todas las novedades genéticas que tienen una influencia profunda en todos estos mecanismos bio-sico-culturales pero solo comentar que diferencias genéticas de cada individuo presenta perfiles únicos de conducta y por esa razón no se puede esperar la misma respuesta a la catástrofe ni poder desarollar una ayuda universal para todo individuo afectado por un desastre.

 

 

Primer Tema:  Resiliencia (2)

Resilencia se refiere a la capacidad de la persona a adaptarse efectivamente a una situación estresante.  Tambièn se puede definir como la capacidad de mantener un nivel estable y apropiado de funcionamiento fisiológico y psicológico enfrentando situaciones estresantes. Características importantes son emociones positivas, capacidad de auto-regulación emocional, competencia social con colegas y familia. El uso de estrategias de afrontamiento se relaciona a la capacidad de poder lidiar con problemas de crisis.  En estas situaciones se nota el uso de mínima negación, evasión, y reactividad autonómica.  También tienen la capacidad de percibir eventos desastrosos y conceptualizarlos como menos peligrosos y de esta manera re-evaluarlos como una experiencia mas positiva.

 

El balance entre factores de vunerabilidad y resilencia de la personalidad varían dependiendo de muchos factores que se desencadenan durante un desastre, dentro de los mas poderosos son las pérdidas humanas, simbólicas, materiales y falta de ayuda social. 

 

Interacciones complejas entre las características individuales de un individuo y su experiencia a un desastre determina el grado de adaptabilidad de los sistemas neuroquímicos a medida  que pasa el tiempo y se acumulan todos los cambios, pérdidas, esfuerzos y decepciones necesarios para recuperarse. Es decir, hay un continuo balance entre adaptación y desadaptación que se produce en el individuo dependiendo de las condiciones de vida después del desastre y el cambio de su vida y entorno (3).

 

Investigadores  han encontrado genes que participan en una recuperación adaptativa  del individuo demostrando resiliencia efectiva  a diferencia de individuos que  presentan factores de riesgo asociadas con altos niveles de cortisol y reacciones patológicas.  Aunque todos los mecanismos que caracterizan una resilencia efectiva todavía no se conocen completamente, hay indicios que se puede empezar a identificar índices basados en los estudios y observaciones en sobrevivientes de desastres. (4) 

 

Es evidente, por los estudios que se están haciendo del desarrollo infantil cerebral, que los genes del individuo, la fisiología del circuito neural y la interacción con su entorno forman sus características psicológicas.  Éstos controlan las funciones neuroquímicas que se manifiestan como reacciones emocionales y de conducta que se pueden observar y estudiar en individuos resilentes.  Ya se están mapeando los genes activos en las regiones límbicas y sus reacciones durante episodios estresantes. 

 

También se ha estudiado cómo estas regiones muestran capacidad para recuperarse y usar reevaluaciones cognitivamente. La capacidad funcional de los mecanismos neurales que manejan emociones y conducta determinan la efectividad de las reacciones resilentes.  Entre estos circuitos neurales tenemos el del miedo, de recompensa, regulacion de la emoción y conducta social.  Estos manejan la capacidad de enfrentar peligros, experimentar emociones positivas y de esperanza, percibir maneras de disminuir los efectos estresantes y poder usar soportes sociales.  Es un proceso activo y puede reforzarce con ejercicios psicológicos, prácticas, simulacros y capacitación, que tienden a desarrollar y promover factores protectivos.

 

Cómo podemos empezar a usar estos conocimientos?  Existen instrumentos psicológicos para medir la capacidad de afrontar peligros que pueden distinguir los niveles de resiliencia.  Poblaciones podrían ser identificadas y según el grado de capacidad podriamos utilizar métodos que ya existen de soporte y guía para reforzar sus mecanismos de confrontacion.

 

 

Segundo Tema: Reacciones Bio-psíquicas a consecuencia de desastres (5)

Actualmente hay muy pocos estudios científicos que indiquen la relación causal que existe entre el individuo, las reacciones al desastre y la secuela patológica producida por un desastre.  Los diagnósticos más usados son generalmente  el sindrome post-traumático, el sindrome de estrés agudo, la depresión y sindromes de ansiedad. Todas estas manifestaciones tienen como antecedente la reacción cerebral psicobiológica caracterizada por diferencias y balance e interaccion de un número de hormonas, neurotrasmitores y neuropeptidos. 

 

La variedad de manifestaciones psico-biológicas está empezando a esclarecerse debido a los estudios usando nuevas tecnologías que muestran las interacciones biológicas para la producción de las proteínas intracelulares.  La variación genética puede eliminar la capacidad de activarse y estimular o eliminar una proteína necesaria para desempeñar un cometido fundamental para el mecanismo neuro-psicológico.

 

Debido a estos nuevos conocimientos, en el futuro vamos a tener que organizar y catalogar las reacciones a desastres con más precisión.  Por ejemplo, en las manifestaciones del sindrome post-traumático se ha encontrado que hay diferencias en los mecanismos de las funciones hipotalámico-pituitario-adrenal que en los síntomas depresivos. Modelos contemporáneos de la patofisiología del sindrome post-traumatico que es un ejemplo de las condiciones que se caracterizan por una disminución de resiliencia ante eventos traumaticos son el miedo anormal y  disfunción en el circuito neural de miedo que  se conecta con la Amígdala y el Hipocampo. 

 

Se está investigando la expresión de los procesos programados e inconcientes de los signos corporales psicobiológicos al inicio de un evento que produce miedo. Sabemos que las primeras reacciones son de fuga o parálisis.  Esta secuencia empieza con los impulsos auditivos o visuales a “algo” que nos asusta.  Los estimulos pasan por el talamo a la amigdala que estimula todos los conocidos signos de miedo y ansiedad (latidos del corazón, aceleración de la  respiración, temblores musculares) que alertan al cerebro frontal para a su vez  ser analizado y categorizar el estado emocional en que estamos exitados por el miedo de algo que nos va hacer daño. 

 

Una contribución a un modelo de tratamiento y prevención a las reacciones traumáticas después de un terremoto, ofrece un ejemplo de cómo estamos avanzando en identificar reacciones dependiendo de las caracterísiticas de un desastre y factores de riesgo diferenciando miedo y angustia.

 

Este modelo presentado por los Dres. Ebru Salcioglu y Metin Basoglu (6) conceptualiza la reacción a la experiencia auditiva y visual del terremoto como estímulos condicionados  que programan ciertos componentes cerebrales a reaccionar cada vez que oigan o vean algo similar producido como respuesta incondicionada. Estas recciones producen síntomas patológicos y comportamiento aversivo a estimulos (estruendos, temblores) producidos por el efecto traumático (incondicionado).  Esta situacion se puede revertir con un tratamiento de estímulos condicionados que poco a poco ayudan al individuo a recuperar el control de sus temores, ansiedad y puede tolerar estímulos que le recuerdan a la situación.

 

Ellos proponen la perpectiva teórica del aprendizaje condicionado, el rol del estresor no predecible y la certeza de estar fuera de control.  Esta situación produce intenso miedo con reacciones cognitivas y conducta de confrontación que son las que se manifiestan en los signos patológicos de los diversos diagnósticos de sindrome post-traumático, depresión, evasión.  Sugieren que el foco del tratamiento al sobreviviente es de de habituarlo al estimulo temido hasta recuperar el sentido de control sobre un evento similar.   

 

La premisa es que ayudando a individuos a recuperar el control  sobre los estímulos estresores disminuiría el nivel de miedo.   Proponen que el tratamiento sería ayudar a  los procesos evolucionarios humanos que facilita la recuperación del trauma. Las implicaciones para el tratamiento y recuperación revirtiendo este proceso a través de una intervención enfocada en ayudar a individuos es un modelo de terapia de exposición que enfatiza el debilitando de la aversión y el incremento a la tolerancia del miedo y sensaciones internas y automáticas de aversión. El pricipal objetivo en este proceso es aumentar la tolerancia y el sentido de control a las reacciones de los signos del terremoto y esto, a su vez, incrementa  la posibilidad de controlar el nivel de miedo que es uno de los factores importantes en la secuela de terremotos.

 

 

Se esta trabajando con dos teorias para explicar porqué ciertos individuos van a tener este problema crónico.  Hay ciertas indicaciones en los estudios de traumas infantiles que dejan una huella en el cerebro en desarrollo que produce cambios en la Amígdala afectándola para ser menos capaz de borrar el efecto de  miedo (3).  La otra teoría se basa en ciertas características genéticas que forman al individuo vunerable a los efectos peligrosos.  Estos estudios están demostrando que tenemos que diferenciar individuos que sufren de ansiedad crónica y los individuos que tienen efectos secundarios a experiencias de intenso terror después de un evento catastrófico como un terremoto.

 

Otro ejemplo de manejar reacciones patológicas producidas por una catástrofe se ha elucidado por los estudios de la función de la noradrenalina del locus coeruleus que se conecta con la amígdala, órgano central de nuestras emociones. Esto a su vez desencadena reacciones de ansiedad y desregulación cardíaca.  Experimentando con drogas que bloquean los receptores beta-adrenérgicos de la amígdala se ha notado una disminución o extinción de recuerdos negativos en individuos.

 

 

Tercer tema: Educación como instrumento de prevención (7)

Porque se debe establecer la cultura de responsabilidad  individual para prevenir efectos  de un desastre?  Porque cuando ocurre un desastre cada individuo debe tomar ciertas acciones rápidamente durante los primeros momentos para sobrevivir y después durante la desorganización de su vida y entorno debe estar preparado para lidiar con situaciones  difíciles que se le van a presentar. Las decisiones que toma, que guiarán su conducta, pueden significar la muerte o la vida.  En los primeros segundos el individuo tiene la responsabilidad por su vida, no puede depender de ayuda de otros por esa razón debe saber de antemano qué pasos debe tomary en los días, semanas después cada decisión que toma va dirigir su vida hacia una recuperación o a un incremento de penosos resultados.

 

Aunque los sistemas neuro biológicos de defensa  del cerebro, durante los primeros minutos, está  estimulada  por el miedo y es automático, hay posibilidades de modificar nuestras reacciones.  El miedo puede disminuirse a través de aprendizaje, capacitación y preparación para peligros conocidos y anticipados.  Podemos entrenarnos para tomar acción en situaciones que sabemos que podrian producir intenso estrés. Las investigaciones han demostrado que reacciones de estrés dentro de nuestra zona bio-psíquica confortable nos permite una mejor actuación. Sin embargo, en casos de intenso estrés se puede recargar el sistema de sobrevivencia.

 

En ese caso los sentidos de la vista, el oído y los procesos cognitivos empiezan a declinar.  El margen de capacidad es individual pero tiene la flexibilidad de ampliarse para mostrar efectividad y competencia.  La mejor manera para fortalecer la posibilidad de aguantar más estrés  es a través de prácticas realistas y repetidas.  Es necesario que las acciones estén practicadas dentro del entorno lo mas verídico posible donde se pueda predecir el peligro.  Esto tiene el efecto de establecer nuevas conexiones neurales en la parte del cerebro donde se forman las respuestas automáticas y espontáneas.  Estos mecanismos tienen la posibilidad de incrementar la capacidad de afrontar el peligro y disminuir modulando el miedo.  Aunque todavía no tenemos exactamente datos y evidencias de como sucede se cree que  es debido a la plasticidad del cerebro.   Se forman nuevas estructuras y funciones que reorganizan las coneciones neurales.

 

 

Para decidir que pasos tomar el individuo debe escoger entre varias opciones dependiendo de ciertas decisiones.  Qué factores influencian la toma de decisión? Investigadores estudiando los procesos cerebrales usando técnicas neuro visuales han empezado a describir los circuitos que manejan decisiones durante momentos estresantes.  Existe una combinación de procesos emocionales que guian la percepción y los pensamientos cognitivos que a su vez manejan la conducta del individuo.  Este campo integra el estudio de fisiología cerebral con el comportamiento y nos ayuda a entender la variedad de decisiones que el individuo puede escojer dependiendo de muchas variables.

Nos da un entendimiento de la base neural del juicio y decisión que influencia la conducta social durante una catástrofe. Es obvio que las situaciones son inciertas asi que el individuo va a tener que hacer un balance de las opciones que tiene como resultado.  Esto está basado en su experiencia, su conocimiento de las circunstancias y probabilidad de solución.

 

Todo individuo tiene que reconocer sus creencias acerca de datos verídicos y prácticos en ciertas situaciones difíciles después de un desastre. Midiendo estos niveles de creencias hay 2 conclusiones: el potencial o la probabilidad de riesgo.  Generalmente medimos la probabilidad de que algo pueda suceder y qué  consecuencias nos puedan afectar.  Tenemos 2 reacciones: la intuitiva, que es rápida y formada  por emociones e implica memoria y experiencia y la otra, es la analítica, lógica, pragmática y realista.

 

Los neurocientificos están estudiando con métodos virtuales este proceso  de afrontar peligros en el cerebro usando nueva tecnología durante los segundos  que el individuo está vacilando y midiendo el conflicto entre si salir corriendo o quedarse quieto. Han encontrado que las células cerebrales de la Amígdala y parte del Cerebro Frontal se iluminan. Estos procesos están guiados por genes individuales que mandan signos a regiones del cerebro del circuito que maneja cómo decidir en una situacion de peligro.  Otro nivel que influencia la toma de decision es el entorno humano que estimula diferentes niveles de los valores éticos personales.  Por ejemplo, en el ataque a las torres de Nueva York algunas personas bajaban las escalera sin percatarse de otros mientras algunas ayudaban a personas con problemas de caminar.  Estudios psico-sociales estan revisando como individuos sienten menos ansiedad cuando se sienten protegidos por  soportes familiares o confiables.

 

 

CAPACITACIÓN PARA PREPARAR A UNA POBLACIÓN (7)

Cómo podemos empezar a usar los nuevos conocimientos para formular y preparar a un individuo para tener capacidad de sobrevivir y adaptarse a las nuevas circunstancias producidas por una catástrofe?  La preparación a un evento catastrófico en áreas y regiones geográficas vunerables, que se repiten periódicamente, debe ser parte de la educacion tradicional de la población desde  la niñez hasta los adultos mayores.  Un ejemplo fue publicado recientemente por El Herald de Miami, EUA,  acerca de un curso de preparación en uno de  los países caribeños, “Un curso de sismología será trasmitido por la televisión estatal para impartir nociones fundamentals sobre los terremotos, como prepararse  contra sus afectaciones, anunciaron medios oficiales.  Tratará temas relevantes para la protección de la sociedad ante fenómenos de este tipo”.  El uso de todos los medios de comunicación debe ser empleado pero es importante que los mensajes sean sostenidos y creibles.

 

Cuáles son las conductas útiles  que se le pueden inculcar a una poblacion y cómo se puede poner en practica? (8)

 

Actualmente hay gran cantidad de material virtual y escrito que es reconocido, aceptado y distribuido por muchas agencias y profesionales para poder organizar el contenido de formatos educativos y preventivos para ayudar a una población en riesgo de catástrofes.  Dos condiciones deben existir: 1.La voluntad de organismos públicos, privados y académicos de tomar la responsabilidad de compartir un programa de capacitación usando conceptos científicos para su población, respetando su edad, cultura, su lenguaje, sus tradiciones y sus creencias y 2.Implementando y diseminando el contenido con prácticas y simulacros contínuamente a través del tiempo.

 

Para ayudar a individuos en la situación futura de un terremoto  como actuar, debemos recordar que  hay un balance entre enfocar la atención del individuo o que no le de importancia y así ignorar el comportamiento de confrontación.  Esto no es un llamado para asustar a la población sino un llamado para la acción.  Conocer estrategias efectivas que puedan ayudarlos a prevenir consecuencias dolorosas es uno de los principios de salud pública. 

 

Hay múltiples ejemplos de que educando continuamente a una población el temor disminuye y el público acepta los anuncios, prácticas y simulacros oficiales como prueba  de efectividad  nacional.  Quiero decir, que tenemos que tener cuidado cómo tratar de educar a individuos para incrementar su posibidad de confrontar los problemas producidos por la catástrofe y no usar evasión para no asustarlos. El contenido de la comunicación tiene que ser razonable, tangible, afirmativa para que el individuo este receptivo a confiar y respetar la autoridad.

 

Los programas de capacitación tienen que superar creencias emocionales: tienen que ser consistentes, de comprensión fácil, ser específicos, repetitivos, verídicos y enfocados.  Este tipo de comunicación puede controlar el temor o falsas creencias emocionales.  Esto a su vez incrementa los conocimientos de cómo afrontar situaciones peligrosas con guias de conducta que uno puede controlar  disminuyendo la ansiedad y el miedo.

 

 

CONCLUSION

Debido a que el efecto traumático de desastres afecta al ser humano de una manera universal podemos desarrollar programas efectivos de prevención usando todas las experiencias, hallazgos, investigaciones científicas producidas mundialmente y produciendo métodos de capacitación adaptados  a las características de lenguaje,tradición, historia, recursos y a la cultura de la región afectada.

 

 

Bibliografia

 

1.Douglas R. Fields, The Other Brain, Simon & Shuster,NY, 2009.

 

2. Charney, D. S. Psychobiological mechanisms of resilience and vulnerability: implications for successful adaptation to extreme stress. Am. J. Psychiatry 161, 195-216 (2004).

 (In this review, the author presents a  psychobiological model of resilience and

 vulnerability to extreme stress and reviews  neurochemical, neuropeptide,  hormonal and neural  mechanisms associated with major life stressors.)

 

3. Heim, C. & Nemeroff, C. B. The role of childhood trauma in the neurobiology of mood and anxiety disorders: preclinical and clinical studies. Biol. Psychiatry 49, 1023–1039 (2001).

 

 4.Adriana Feder*, Eric J. Nestler‡ and Dennis S. Charney. Psychobiology and molecular genetics of resilience, Molecular Biology of Resilience, PDF,www.nature.com/reviews/neuro, June 2009/Vol 10.

| Every individual experiences stressful life events. In some cases acute or chronic stress leads to depression and other psychiatric disorders, but most people are resilient to such effects. Recent research has begun to identify the environmental, genetic, epigenetic and neural mechanisms that underlie resilience, and has shown that resilience is mediated by adaptive changes in several neural circuits involving numerous neurotransmitter and molecular pathways. These changes shape the functioning of the neural circuits that regulate reward, fear, emotion reactivity and social behaviour, which together are thought to mediate successful coping with stress.

 

  5.Charlie Rose, The Aging Brain Series, 2010.

,http://www.charlierose.com/view/collection/10702

 

 6.Basoglu M. Salcioglu et al, 2009. Advances in our understanding of earthquake trauma and its treatment :a self help model of mental health care for survivors. In Neria Y. Galea S. Norris FH. Eds. Mental Health and Disasters.  Cambridge, Cambridge University Press, pp 396-418.

7.Cohen E. Raquel-www.raquelcohendisaster.com—1980-2010.

8.Mental Health and Disasters, Edit., Yuval Neria, Sandro Galea, Fran.H Norris. Cambridge University Press 2009