MINUTOS PARA SOBREVIVIR DESPUES DE UN DESASTRE

              

Raquel Eidelman Cohen MD,MPH

 

Los desastres afectan a los seres humanos de muchas maneras.  Algunos sobreviven y otros sufren efectos fatales.  Es cuestión de destino o de algo que pueda controlar  el impacto mortal?

 

La pregunta es si el cerebro humano tiene un sistema de sobrevivencia para afrontar nuestro mundo moderno? Existen mecanismos neurobiológicos que pueden guiarnos en el entorno contemporáneo  tecnológico y  promover acciones para rápidamente salvarnos y no morir durante una catástrofe?  La respuesta es si y no.

 

EXPERIENCIAS DOCUMENTADAS

 

Las observaciones  y experiencias de individuos que se han salvado en catástrofes indican patrones de conducta similares.  Las primeras reacciones son de negación del evento con lenta aceptación del inminente peligro.  Es una defensa automática que sirve para controlar la desorganización psíquica debido al miedo o a la ansiedad.  Es como una preparación para actuar racionalmente.  Sigue, unos minutos para acumular datos y deliberar el grado de peligro e identificar de “que se trata” antes de actuar.   El cerebro cognitivo necesita confirmación.   El individuo tiende a tener que reconocer el evento y catalogarlo antes de actuar.  Finalmente, el individuo reconoce que esta en peligro y actúa para salvarse.

 

 Estos procesos acumulativos cerebrales son el resultado de un grupo de variables que se con-jugan en un momento dado:  la demora inicial seguida por temor y miedo,  la capacidad cognitiva, la influencia del entorno y el liderazgo del grupo participativo en el desastre ayudan a decidir si el evento es peligroso o no.  Además de estos procesos tenemos otro sistema primitivo  que también maneja las señales de acción dependiendo del grado de peligrosidad.  Estos inician signos  que se traducen en movimiento de fuga que empieza antes que el cerebro central mande mensajes concientes de lo que esta pasando.  La duración de un milisegundo de diferencia de reacción para empezar una acción puede significar la diferencia entre vida o muerte.

 

 

REACCIONES DESPUES  DEL IMPACTO

 

Generalmente el individuo tiende a tratar de entender su entorno por eventos cotidianos y familiares.  Cuando algo ocurre en su ambiente  que es sorpresivo busca las conjeturas para entender lo ocurrido.  Tiene que organizar lo visto, oído, experimentado a través de redes neurales que guian al organismo  hasta acumular suficientes datos para estimular el sistema cognitivo y formar una opinión.  Cuando estamos en situaciones incompresibles generalmente preguntamos a otros individuos que es lo que esta pasando en el grupo para poder verificar lo ocurrido.  Al mismo tiempo buscamos en nuestra memoria algún evento semejante.  El proceso cerebral necesita encontrar explicaciones y poner nuevos datos en esa explicación. 

 

La sensación de temor es una reacción universal que aparece a medida que más pensamientos reconocen una situación de peligro.  Es un signo de sobrevivencia que nos indica “la necesidad” de hacer algo anticipadamente a “que es lo que tenemos que hacer”.

 

Generalmente toda experiencia traumática produces recuerdos.    La fuerza de esta memoria neural esta plasmada en centros cerebrales-cognitivos y afectivos- por el miedo.   Se imprime  en nuestro organismo bio-sicológico y forma un tipo de cicatriz que descarga estímulos de acción preventiva para protegernos  si nos encontramos en la misma situación peligrosa otra vez.  

 

SISTEMAS DE SOBREVIVENCIA

 

Para entender esta conducta podemos usar resultados obtenidos de las investigaciones en el area de la neurociencia analizando los procesos cerebrales.

Investigaciones sobre este tema nos ha mostrado como funcionan los sistemas de sobrevivencia en los componentes primitivos del cerebro ante la amenaza de un peligro.  En situaciones peligrosas una de las variables importantes es la duración de tiempo entre el impacto traumático y la reacción instantánea y automática.  En una situación de humo toxico, fuego intenso, accidente de avión, o terremotos, es cuestión de segundos antes que la vida termine.  Que está pasando en el cerebro en estos segundos?  Cuanto tiempo necesita el cerebro cognitivo para actuar?  Las investigaciones actuales nos muestran lo siguiente: 

 

Es probable que haya sistemas primitivos con predisposición de aversión natural a indicios de que  algo nos puede afectar peligrosamente.  Esta predisposición requiere experiencias sociales para ser activada.  Así es  como los individuos acumulan conocimientos y reacciones emocionales,  se requiere el paso del tiempo y la acumulación de experiencias en su entorno social.    

 

Ciertas investigaciones están explorando los sistemas neurales que trasmited las emociones de temor y  miedo que se conectan a la estructura del cerebro llamada amígdala.   Estas estructuras traducen la percepción de peligro en acción de dos maneras:

 

La corteza cerebral esta constantemente estimulada con información a través de todos nuestros sentidos.  En caso de un peligro hay una conexión desde los centros cognitivos  que mandan un torrente detallado de información refinada desde los centros centrales de la corteza cerebral a la amígdala que a su vez la selecciona y procesa los signos peligrosos y descarta los otros estímulos. Las acciones defensivas empiezan a formarse para eludir el peligro.  Otro sistema paralelo con fibras neurales mucho más  rápidas manda información no analizada desde los sentidos a través de regiones subcorticales directo a la amígdala sin pasar por la corteza.  El hipocampo es  también una parte del cerebro que participa en procesar signos de peligro.   Este es un centro  de aprendizaje y memoria y contiene las señales que  participa y nos recuerda los signos de peligro.

 

CAPACITACION PARA MODULAR EL MIEDO

 

Aunque los sistemas de defensa  del cerebro, durante los primeros minutos, esta  estimulada  por el miedo y es automático, hay posibilidades de agilizar nuestras reacciones.  El miedo puede disminuirse a través de aprendizaje,  capacitación y preparación para peligros conocidos y anticipados.  Podemos entrenarnos para tomar acción en situacionesque sabemos que que podrian producir intenso estrés.    Las investigaciones han demostrado que reacciones de estrés dentro de nuestra zona bio-síquica confortable nos permite una mejor actuación. Sin embargo, en casos de intenso estrés se puede recargar el sistema de sobrevivencia .

 

En ese caso los sentidos de la vista, el oído y los procesos cognitivos empiezan a declinar.  El margen de capacidad es individual pero tiene la flexibilidad de ampliarse para mostrar efectividad y competencia.  La mejor manera para fortalecer la posibilidad de aguantar más estrés  es a través de prácticas realistas y repetidas.  Es necesario que las acciones estén practicadas dentro del entorno lo mas verídico posible donde se pueda predecir el peligro.  Esto tiene el efecto de establecer nuevas conexiones neurales en la parte del cerebro donde se forman las respuestas automáticas y espontáneas.  Estos mecanismos tienen la posibilidad de incrementar la capacidad de afrontar el peligro y disminuir modulando el miedo.  Aunque todavía no tenemos exactamente datos y evidencias de como sucede se cree que  es debido a la plasticidad del cerebro.   Se forman nuevas estructuras y funciones que reorganizan las coneciones neurales.

 

ACCIONES PREVENTIVAS

 

Que podemos aprender de estos conocimientos y poder aplicarlos a conductas preventivas?

Existe algún procedimiento para acortar el tiempo de estos procesos salvavidas?

Como medimos la posibilidad de peligro y riesgo? 

Tenemos ciertos principios que nos pueden ayudar y son los siguientes:

 

Todo individuo tiene que reconocer sus creencias acerca de datos verídicos y prácticos en ciertas situaciones de peligro—por ejemplo: el uso de velas prendidas, el exceso de velocidad, manejar ebrio, nadar en aguas turbulentas, cruzar la calle con mucho trafico

 

Midiendo estos niveles de creencias hay 2 conclusiones: el potencial o riesgo  de alto peligro..  Generalmente medimos la probabilidad de que algo pueda suceder y que las consecuencias nos puedan afectar.  Tenemos 2 reacciones: la intuitiva, que es rápida y formada  por emociones e implica memoria y experiencia y la otra, es la analítica, lógica, pragmática y realista.

 

Para ayudar a individuos en esta situación de tomar riesgos, podemos recordarles que  hay un balance entre enfocar la atención del individuo o que no le de importancia y así ignorar el comportamiento arriesgado..  Quiero decir, que tenemos que tener cuidado como tratar de educar a individuos para incrementar su posibidad de salvarse de un peligro. El contenido de la  comunicación tiene que ser razonable, tangible, afirmativa para que el individuo este receptivo a confiarnos y respetar nuestra autoridad.

 

Los consejos tienen las siguientes características  para poder superar creencias emocionales: tienen que ser consistentes, de comprensión fácil, ser específicos, repetitivos, verídicos y enfocados.  Este tipo de comunicación puede controlar el temor o falsas creencias emocionales.  Esto a su vez incrementa los conocimientos de cómo afrontar situaciones peligrosas con guias de conducta que uno puede controlar  disminuyendo la ansiedad y el miedo.

 

PUNTOS IMPORTANTES

 

*Cuanto mas control tenemos del impacto de un evento menos temor vamos a sentir.   Nuestra capacidad de actuar se mejora y nuestra posibilidad de salvarnos se incrementa.

 

*Al iniciarse un catástrofe, cuanto mas reconozcamos  y conozcamos, por ejemplo el sonido de un terremoto, menos tiempo es necesario para que el cerebro pase a través de los procesos de confusión, negación y comprensión para decidir una acción. El conocimiento  de las investigaciones que han demostrado que generalmente el individuo no toma rápidamente las acciones de escapar o buscar refugio puede ayudarnos para proceder mas eficientemente.

 

El Ejercito Americano tiene un ejercicio útil que puede ser utilizado  para prepararse en situaciones  potenciales de peligro

 

*  Establezca el gol de como escapar del peligro, por ejemplo conozer y practicar como bajar las escaleras de un piso de hotel en caso de un terremoto.—El proceso cognitivo para identificar los pasos elegidos esta controlado por los componentes centrales del cerebro que se conectan con la amígdala y el hipocampo

 

El contenido de este documento esta basado en múltiples observaciones, documentos, investigaciones, experiencias de  la autora y trabajadores en salud mental ayudando a sobrevivientes traumatizados después de un desastre.

Para obtener mas información puede  buscar en las páginas Web utilizando el contenido presentado